jueves, 1 de julio de 2010

La Comunicación Eficaz




     El proceso más importante para el ser humano, más que alimentarse o la supervivencia, es la comunicación. ¿Por qué? Porque desde el inicio de los tiempos el hombre se ha visto en la obligación de comunicarse para cubrir todas sus necesidades, se ha dado cuenta que para alcanzar las cosas se necesita la ayuda de otros y para solicitar esa ayuda necesitaba comunicarse. Es por ello que la comunicación es un proceso tan antiguo como el hombre mismo.

     Este proceso consiste en transmitir ideas, emociones y sentimientos por medio de un código común (idioma) para el emisor y para el receptor, a esto también se le conoce como comunicación interpersonal. Sin embargo, a veces la comunicación no cumple su cometido debido al desconocimiento, total o parcial, del inmenso potencial que tiene la capacidad de poder transmitir los mensajes, pensamientos y sentimientos.



     La comunicación entra en el plano de la Inteligencia Interpersonal que, según Howard Gardner de la Universidad de Harvard, es la capacidad que tienen los seres humanos para comunicarse entre sí y expresarse de manera convencional. Gardner define siete tipos de inteligencias en el ser humano: interpersonal, intrapersonal, verbal, espacial, musical, corporal y matemática. Todos los individuos humanos tienen estas siete inteligencias pero una es la predominante en cada uno, y la habilidad de poder comunicarse con eficacia forma parte de la inteligencia interpersonal, solo que unas personas la desarrollan más que otras.

     Muchas personas piensan que para ser buenos comunicadores necesitan poseer un amplio léxico, un conocimiento enciclopédico o una posición social determinada, no obstante, la realidad es otra. La comunicación no solo se basa en las palabras ya que, por medio de investigaciones neurolingüisticas, se ha comprobado científicamente que las palabras representan solo el 7% de la capacidad de transmitir o influir en los demás, el tono de voz representa 38% y el lenguaje corporal (la postura y gestos del hablante) representa el 55% restante. Estos datos demuestran que la eficacia de un buen comunicador no radica en la cantidad de palabras empleadas, sino más bien en la cualidad de utilizar un tono de voz adecuado y un lenguaje corporal conveniente.

     La comunicación eficaz está asociada a un tipo de inteligencia: la interpersonal. Por lo tanto, saber distinguir los diferentes aspectos que conllevan al intercambio de informaciones entre las personas, y aplicar en la vida práctica este conocimiento, significa obtener más poder para convencerlas e influir positivamente en ellas.

     El uso adecuado del tono de voz, la gestualidad corporal y un léxico apropiado garantizan que el mensaje sea correctamente asimilado. Imaginarse a un vendedor que no tenga poder de convencimiento para vender sus productos, es algo poco común pero que muchas veces sucede porque no se sabe utilizar los ingredientes imprescindibles para que la comunicación sea efectiva.

Ensayo: La Comunicación Eficaz.
Autor: Jezer Dorante

2 comentarios:

  1. Muy bueno el articulo. Gracias por el aporte.

    ResponderEliminar
  2. La Comunicación lo engloba todo. Utilicé este artículo para un trabajo de la Universidad y fue bastante útil la información. Gracias.

    ResponderEliminar

Para Docentes Desempleados

     En julio de este 2017 comenzó un proceso inédito en el país, algo nunca antes visto con respecto al ingreso docente al magisterio ve...