viernes, 26 de diciembre de 2014

El Lado Positivo del Fracaso - 01

     Hoy es la segunda entrega de este artículo semanal que estoy escribiendo sobre lo que considero es una de las situaciones que más afecta a las personas de todas las épocas de la humanidad. Se trata de un hecho que, aparte de frustrante, perturba la estabilidad emocional y racional de los seres humanos: "el fracaso."



Una nueva definición de éxito y fracaso
"La diferencia entre grandeza y mediocridad es a menudo
cómo la gente ve sus errores" Nelson Boswell

     La semana pasada definimos etimológicamente el concepto de fracaso. Hoy, aprenderemos que ésa no es la única definición que tiene la palabra "fracaso", ¿saben por qué? Porque cada uno le da el significado personal a las situaciones negativas que nos suceden; por esta razón Nelson Boswell dice que la diferencia entre grandeza y mediocridad es a menudo cómo una persona ve sus errores. ¿Tan sencillo como eso? Así es. Tú puedes interpretar de manera correcta o incorrecta lo que te suceda en la vida, y en base a ello actuar de manera apropiada o no. En fin, SOLO TÚ eres quien decide si has fracasado o no. No hay una escala de medición o algún dato estadístico que indique que has fallado; solamente tú lo decides.

     De igual forma, es bueno recordar que todos los seres humanos somos propensos a fallar, a cometer errores. Ningún ser mortal puede decir que nuca ha cometido o cometerá algún error en su vida, porque de hacerlo se estaría encumbrando hacia la cima de la derrota. El fracaso es algo que no se puede evitar, sin embargo lo que sí se puede evitar son las reacciones frustrantes que él conlleva. Aquí conviene mencionar el adagio popular que dice: "Errar es de humanos. Rectificar es de sabios"; Después de algún revés que hayas sufrido detente a pensar y analiza la situación; te corresponderá realizar la segunda acción que emana del dicho popular: "Rectificar".

     En el largo camino de la vida te das cuenta que en tu andar diario es donde las decisiones correctas o equivocadas se toman, y es allí donde ellas te harán un exitoso o un fracasado. De forma tal, que se puede comprender que tanto el éxito como el fracaso son un proceso, y no un lugar al que se llega de golpe. Si repruebas un examen, eso quiere decir que fallaste en "ése" punto de tus estudios, y no que fracasaste en la carrera completa.

     Si crees que fallar es algo irreversible o significa una derrota total, déjame aclararte que no es así. En Texas existe un refrán muy utilizado por los granjeros que ilustra muy bien los procesos de seguir adelante a pesar de los reveses; ellos dicen: "No importa cuánta leche derrames, lo importante es NO perder la vaca". Y si lo analizas bien te darás cuenta que lo que realmente importa es seguir adelante, no visualizar la leche derramada (situaciones negativas) como algo definitivo sino no perder de vista a la vaca (el contexto completo de las situaciones).

     ¿Cómo se puede ayudar usted mismo a aprender una nueva definición de fracaso y desarrollar una perspectiva diferente sobre el fracaso y el éxito? Cometiendo errores, pero reaccionando a ellos de la manera correcta. Y recuerda que los errores cometidos no definen el fracaso. Solo son el precio a pagar por el éxito de la jornada.

     La próxima semana estaré publicando otro artículo de esta serie llamada El Lado Positivo del Fracaso. No olviden comentar y compartir este artículo en sus redes sociales. Un abrazo.

Atte. Jezer Dorante

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para Docentes Desempleados

     En julio de este 2017 comenzó un proceso inédito en el país, algo nunca antes visto con respecto al ingreso docente al magisterio ve...